El día 18 de junio realizamos la presentación de la Academia Nacional de Evaluadores de México A.C. (ACEVAL) con la participación de ponentes expertos  en materia de evaluación, así como de asistentes con gran experiencia académica y práctica en la aplicación de evaluaciones que enriquecieron el diálogo que motivó la realización del Conversatorio “Las Redes de Evaluadores: su importancia y retos que enfrentan en México”, lo cual nos llena de orgullo y satisfacción.

Se contó con una nutrida asistencia que superó las expectativas previstas para el evento, lo que denota la importancia que tiene el tema para quienes están inmersos en la función pública, la academia, los organismos de sociedad civil y empresas consultoras vinculadas con la evaluación en México.

La experiencia de nuestros panelistas y la activa participación del público presente que planteó temas relevantes para su discusión, enriqueció el debate y permitió identificar que tanto en la  iniciativa privada como  en la administración pública, los evaluadores están trabajando en diversos rubros y buscan el foro para exponer  sus dudas, inquietudes  y puntos de vista sobre la evaluación de las políticas públicas de México.

A continuación se presenta la reseña de nuestro primer Conversatorio.

Conferencia Magistral.“Conocimiento, políticas y calidad de la democracia”

Dante Avaro Universidad de Córdoba, Argentina

De una manera emotiva el Doctor Dante Avaro se refirió en sus primeras palabras  a nuestra Academia como “ACEVAL es un proyecto interesante con frutos a corto plazo”, con lo que nos hizo sentir motivados y acompañados por todo el público.

Inició la conferencia con la explicación sobre  cómo se generan las políticas públicas; la diferencia entre hacer y evaluar la política, y la supuesta confrontación entre un experto y un servidor público, señalando que la solución del supuesto problema parte de los desacuerdos fácticos, en virtud de que  “ideológicamente la gente se pone de acuerdo sobre los objetivos y desaparecen los desacuerdos fácticos”, en sí, un acto autoritario generará un desacuerdo fáctico por parte de la población, planteando  la primera duda: ¿Dónde se procesó el desacuerdo?

Para responder la pregunta, se requiere la contratación de expertos para lograr los acuerdos y cubrir la calidad de la democracia, sin embargo los expertos en nuestra vida política actual “no saben cómo rendir cuentas a la sociedad” y “difícil es que la sociedad confíe en un experto”, sin dejar de lado que  “mientras más ciudadanos hayan participado más se legitima al experto”. Solo así se puede llegar a aplicar el conocimiento en las políticas públicas y la democracia.

Después de analizar cómo funciona el sistema de la política y la democracia en el mundo, el doctor Dante Avaro conversó directamente con los participantes, planteando entre otras preguntas:

¿Cuál es el grado de expertis que se requiere para ser evaluador?

¿Cómo se puede ejercer como experto en evaluación, cómo se puede influir en la política?

¿Cómo se soluciona el problema de los supuestos expertos que se alejan cada vez más de la ciudadanía y que no permiten entrar a los que verdaderamente están interesados en ser expertos?

El nivel de democracia determina la aparición de expertos, entre más compleja sea la administración pública, se incrementa la complicación para determinar quién es un experto, los legisladores establecen los criterios para expertos y además, existen las familias epistémicas en las que para ser experto se requiere haberse creado profesionalmente como experto.

Por ende, el área de oportunidad para ACEVAL es ser como la lámpara de Diógenes “alumbrar poco a poco el camino” al generar  espacios de discusión, al facilitar la entrada de expertos para incentivar la discusión; al proponer al gobierno -en cualquiera de sus niveles- abrir a subastas públicas el desarrollo de evaluaciones que aseguren mayor competencia, equidad y transparencia.

Se conoce muy poco de las comunidades de expertos, sobre todo en sus diferencias, por ello es importante que se asocien para definir y establecer criterios y estos se compartan. Asimismo, comentó que ACEVAL podría hacer recomendaciones para los evaluadores jóvenes, toda vez que son ellos quienes tienen conocimiento tácito.

Para concluir, ACEVAL debe generar códigos como los de ética, recomendar lo que sí hay qué hacer para ser un profesional, para ser un experto.

La experiencia en el desarrollo de las asociaciones de profesionales en evaluación: aciertos y errores

El primer conversatorio contó con la participación  de la Doctora Magdalena  Ordoñez y el Doctor Alcides Gussi de Red de Seguimiento, Evaluación y Monitoreo de América Latina y el Caribe (RELAC), el Doctor Lauro Mercado de ACEVAL y como moderadora la Maestra Marcia Itzel Checa.

El Doctor Lauro Mercado inició el conversatorio comentando que la visión de ACEVAL se resume en tres objetivos: desde el ámbito de la sociedad civil ser el referente  en el tema de la evaluación; convertirse en un observatorio independiente; y fomentar la profesionalización de los evaluadores.

Por su parte, la Doctora Magdalena Ordóñez  compartió los retos y problemáticas que enfrentó al coordinar la RELAC para lograr que en los países se realizaran evaluaciones de políticas públicas correctas, sin olvidar que “Las redes de evaluaciones son redes de voluntarios”, lo que implica un reto de organización y compromiso para mantener activa las redes de evaluadores.

En su participación, el Doctor Alcides Gussi señaló que “las Redes de evaluadores, lo que buscan es hacer una masa crítica, un observatorio, jugar un papel de señalar con fuerza y con contundencia: qué sí y qué no funciona en las políticas públicas”. La experiencia que tiene en RELAC muestra cómo cada red puede incidir en las políticas públicas y dio ejemplos de diferentes países, tanto aquellos casos de éxito, como de las que desaparecieron por cuestiones políticas o desinterés.

Los tres panelistas concluyeron que es urgente e importante mostrarle a la ciudadanía el valor del trabajo que desarrollan los profesionales de la evaluación en cualquier ámbito de la política pública, así como la necesidad de contar  con criterios definidos para el desarrollo de la actividad, reconociendo que se requiere de un arduo trabajo y convicción para mantener unidas a las agrupaciones de evaluadores.

Las experiencias compartidas por los panelistas en el recorrido del camino para la conformación de redes y asociaciones de evaluadores, es una aportación invaluable para que ACEVAL aprenda de los aciertos y errores para continuar trabajando en actividades de profesionalización, investigación y difusión de la evaluación en nuestro país.

Los retos y las oportunidades para los profesionales de la evaluación en México

El objetivo del segundo panel fue presentar las experiencias en evaluación desde el ámbito internacional, y en los distintos niveles de gobierno, contando para ello con la participación del  Doctor Agustín Escobar Consejero del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), Maestro Pablo Yanes Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Maestro Alfonso Chávez del Instituto para el Desarrollo Técnico de las Haciendas Públicas (INDETEC), moderado por la Maestra Claudia Mir, socia de ACEVAL.

De una manera lúdica, práctica y directa nos confrontaron con la realidad de la evaluación en nuestro país.

El Doctor Agustín Escobar conversó sobre las dificultades que enfrentó desde su inicio el CONEVAL, en virtud de que al evaluar únicamente el Desarrollo Social, no se cuenta con las atribuciones para realizar evaluaciones intersectoriales y vinculantes que fortalezcan las políticas públicas y los programas gubernamentales.

Por su parte, el Maestro Pablo Yanes comentó que para ser evaluador se requiere “cabeza, corazón y carácter”, frase que resume que es indispensable contar el conocimiento técnico, la pasión por lo que se hace y la determinación que requiere para seguir insistiendo en la importancia de la evaluación para la toma de decisiones informadas.

Desde la perspectiva de los diversos niveles de gobierno, el Maestro Alfonso Chávez describió la situación de los municipios en el país y lo difícil que es realizar evaluaciones con los recursos limitados que disponen, sin embargo, precisó que es un área de oportunidad el lograr que se propicie su realización y aplicación, pues son los ayuntamientos quienes tienen mayor vinculación directa con los problemas que afectan a los ciudadanos.

Con la frase “Programa que nace torcido es difícil de enderezar”, el Doctor Pablo Yanes reconoció la importancia de las evaluaciones ex ante como una medida que permitiría evitar que existan programas que no justifican los recursos que se le otorgan, además destacó que es urgente realizar evaluaciones en áreas que requieren analizar los resultados que muestran tales como las iniciativas de ley que se presentan en el Poder Legislativo.

La Maestra Claudia Mir resume este Conversatorio bajo los siguientes puntos:

  1. La importancia de implementar mecanismos como los aspectos susceptibles de mejora para que las evaluaciones impacten en la toma de decisiones.
  2. Si no mejoran y se fortalecen los procesos de planeación, poco impactará la evaluación, por mejor que ésta sea.
  3. Es un reto promover que las evaluaciones sean vinculantes para que tengan mayor impacto en la toma de decisiones.
  4. Siempre es importante considerar el carácter político ligado a la actividad de evaluación.

 

Conclusiones del Conversatorio.

Claudia Maldonado Coordinadora General CLEAR

De una manera concreta, directa y franca la Doctora Claudia Maldonado señaló que la evaluación es como “un árbol cuyas aristas atraviesan barreras lingüísticas y disciplinarias”.

Destacó que la red de evaluadores es importante en dos sentidos: Las sociedades con rendición de cuentas, con democracia han estado acompañadas por la formación de asociaciones nacionales de evaluadores; y que las redes definen un estándar de reputación, sentido de responsabilidad pública estándar de la administración pública, compromiso con el rigor metodológico, etcétera.

Agregó que “En el año de la evaluación se está apostando por la importancia de la formación de redes para capacitar, no sólo en hacer evaluación sino saber ser evaluado, saber decirle la verdad al poder, saber planear con la evaluación, planear la evaluación y encontrar cuál es el papel de este tipo de evidencia en el debate público que tiene que ser abierto y que tiene que ser democrático. No es una preocupación estrictamente tecnocrática.”

Asimismo, advirtió que “La evaluación no debe ser parte de una compra pública, no debe mercantilizarse como un oligopolio profesional.” Es un debate a reconocer el que se deba o no certificar a los evaluadores, se debe permitir promover la buena calidad de una evaluación de otra.

La Doctora. Claudia Maldonado felicitó a los participantes y a los miembros de la ACEVAL “por su paciencia, conocimiento, su compromiso genuino… Vemos mucho tiempo invertido… que como dijo Guillermo O’Donnell  “un seminario importante era aquel en el que uno salía un poco más confundido pero también un poco más optimista”

Concluyó que “El conversatorio es un diálogo continuo con las redes internacionales, no es un debate al que van a entrar solos pero si con mucho compromiso, con mucha esperanza de que la evaluación sea un elemento de transformación de la cosa pública.”

Gracias a todos –panelistas, asistentes y nuevos miembros de ACEVAL- por brindarnos su confianza y apoyo, así como las muestras de afecto y  motivación para seguir construyendo la Academia Nacional de Evaluadores de México, como una instancia comprometida con los valores que compartimos con nuestros colegas.